¿Qué es el ancho de banda?

¿Qué es el ancho de banda?

A menudo escuchamos y hasta usamos el término «ancho de banda», pero ¿Exactamente a qué hace referencia? ¿En qué afecta mis comunicaciones? ¿Cómo puedo medir y conocer mi ancho de banda?

Ancho de banda hace referencia a la cantidad máxima de datos que pueden ser transmitidos a través de una conexión de Internet durante un determinado período de tiempo. Está relacionado con la capacidad de la conexión de Internet que usamos, para llevar datos de un punto a otro.

Aunque tradicionalmente el ancho de banda se ha medido en kilobits por segundo (kbps), las innovaciones tecnológicas recientes han conseguido que la capacidad se mida ahora en megabits o incluso terabits por segundo.

Las redes con mayor ancho de banda pueden transferir un mayor número de datos por segundo que las que tienen un ancho de banda más bajo. Puedes imaginar la transferencia de datos como el agua que fluye a través de una tubería, es fácil de inferir que una tubería más ancha puede llevar más agua que una otra más delgada. Un tubo delgado, o una baja velocidad en algunas punto de la conexión resultará en conexiones lentas, es lo que sucede cuando experimentamos baja velocidad en la navegación web, algunas punto de la conexión redujo su ancho de banda.

Suscríbete al newsletter de Audara

Recibe en tu email las novedades y noticias del mundo Omnicanal

Ancho de banda, velocidad y latencia

Así las cosas, un conexión de ancho de banda bajo podría mostrar rápidamente una página web básica, que sólo incluya texto, pero tendría dificultades para permitirnos ver un vídeo en YouTube. Cuando la cantidad de datos que enviamos no cabe en el tubo o conexión, o encuentran alguna interrupción para llegar a tiempo, estos paquetes se atrasan y esa demora se conoce como Latencia. Entre mayor sea esa demora o latencia, más se afectan los servicios en vivo, como las llamadas de voz o las video llamadas. 

Una latencia alta puede ser apenas imperceptible al cargar páginas web, correos electrónicos o incluso videos de YouTube, pero suele ser fatal en una conversación de voz o vídeo entre dos personas cuando dicha demora resulta en que las palabras lleguen con retardo y no de forma instantánea como es lo normal y esperado en una conversación cara a cara.

La medición del ancho de banda se lleva a cabo tomando el tiempo que tarda un archivo en llegar y volver entre dos puntos. Existen herramientas en línea que nos permiten medir el ancho de banda y la latencia, como Speedtest.  Una medición de ancho de banda residencial hecha con Speedtest suele verse como se muestra a continuación.

En la medición anterior se tiene un ancho de banda para descarga (download) de 36,36 Mbps, es decir 36.3 millones de bits por segundo pueden viajar entre la conexión de red bajo prueba y el nodo de Speedtest con el que se ejecuta la prueba. Notemos que el ancho de banda de subida (upload) es considerablemente inferior, algo común en las conexiones residenciales o básicas que se ofrecen de forma asimétrica. En entornos empresariales se suele requerir una conexión simétrica que garantice la misma velocidad de bajada y subida, aunque suele costar más. 

Por otra parte tenemos la latencia, que en esta prueba es de 27 ms (milisegundos), es decir que un paquete tarda 27 milésimas de segundo en llegar de un punto a otro. Aunque pueda parecer mucho 36 Mbps, si tenemos varios usuarios conectados a YouTube o a Netflix viendo contenido de alta resolución, es posible que la conexión se sature. Ver una película en Netflix en calidad HD requiere un ancho de banda de 5 Mbps, mientras que una en 4K requiere 25 Mbps.

Para las empresas es esencial evaluar cuánto ancho de banda necesitará para realizar sus operaciones diarias, lo que implica no sólo tener en cuenta el número de empleados que usan la red al mismo tiempo, sino también tener el uso que le darán. No es lo mismo permitir a los usuarios enviar y recibir emails, hacer llamadas telefónicas, que hacer uso de YouTube o Netflix en horas de trabajo.

Por ejemplo, cuando se trata de una llamada telefónica usando Voz sobre IP y sin compresión suele requerir apenas unos 80 Kbps, de modo que el ancho de banda actual hace muy sencillo establecer multiples llamadas de voz, un un ancho de banda de 1 Mbps podríamos fácilmente establecer unas 10 llamadas simultáneas sin problema; es en cambio la latencia la que más nos importa, pues una latencia muy alta o variable puede resultar en una conversación donde la voz se escuche robotizada.

Aprovechar la banda ancha hoy para acortar distancias usando llamadas y video llamadas por Internet, tanto a nivel personal como de empresa es mas una necesidad que una tendencia. Si tu negocio no lo aprovecha revisa tu conexión y los cambios que necesitas para ello.